Viernes
23.8.19

12 DE Junio DE 2019 | CUIDADOS EN CASA

La seguridad de los niños en el hogar

Cuando llegan niños al hogar, la vida cambia. Horarios, rutinas, comidas. Y nuestra vivienda no debe quedar ajena al cambio. Debe adaptarse y brindar seguridad para que nuestros hijos puedan disfrutarlo sin que estemos preocupados ni tengamos sustos constantemente.

Junto a diversos profesionales registrados en HomeSolution hemos hecho un compendio de consejos y tips para minimizar riesgos y que los chicos puedan disfrutar de la casa.

Es importante recalcar, aunque no lo parezca, que a la hora de prevenir accidentes domésticos la responsabilidad siempre es de los adultos.

La electricidad
En lo primero que pensamos cuando hablamos de riesgos importantes, es en la red eléctrica. Todos somos conscientes de este peligro, por lo que te dejamos estos consejos prácticos para prevenir que los niños sufran accidentes.

Primero que nada, aclara Walter Carlana (electricista), el disyuntor -que no debe faltar- no basta para proteger de las descargas eléctricas. Tiene que haber una puesta a tierra de las instalaciones y cableado que cumplan con las normativas vigentes (tipo AFUMEX). La instalación debe ser revisada periódicamente por un profesional matriculado. En Argentina, por ejemplo, la ley estipula una revisión cada 5 años.


Respecto a los toma-corrientes, que son una de las caras visibles del peligro, existen tapas de protección especiales. Estas deben tener trabas que un niño no debe poder abrir. No utilizar cinta adhesiva o cinta aisladora porque apenas el niño empiece a gatear lo primero que va a intentar hacer es despegarla. (Gabriela Servin, Diseñadora de Interiores)

Sobre todo en casas más viejas, la cantidad de tomas y enchufes no se ajusta a las necesidades modernas por lo que abundan las extensiones, alargues y zapatillas. Son tal vez de lo más peligroso que encontramos en el hogar respecto a la electricidad. A veces es difícil pero debemos encontrar la manera de que sean inaccesibles para los niños.

Finalmente en cuanto a electrodomésticos, deben estar a suficiente altura. Los televisores es recomendable instalarlos directamente en la pared y no apoyados sobre un mueble bajo.

Prevención de caídas
Siguiente en la lista de riesgos notables, están los lugares por donde el niño puede caerse. Hablamos de escaleras, balcones, ventanas, piscinas y similares.

Barandas de escaleras: estas ser deben cerradas, o bien si es con barrotes, asegurarse que la distancia entre ellos sea de un tamaño menor de lo que ocupa la cabeza del niño. Altura reglamentaria 90cm.
Las escaleras deben tener puertas que impidan el paso a la misma, tanto arriba como abajo. Pueden ser puertas que se plieguen, de madera o de tela tipo cortina roller. Lo recomendable es que no sean totalmente macizas, sino que se pueda ver un poco a través de ellas, así puede fluir la luz y no achicamos los espacios. Importante que tengan trabas que los niños no puedan abrir fácilmente. No usar cintas.
Balcones y terrazas: No instalar macetas en exceso o demasiado peso. Colocar redes de protección especiales de piso a techo.
Piscinas y pozos. En ambos casos se debe poner un cerco perimetral de un metro de altura y/o tapa ciega desmontable. Los pozos de obra deben estar además correctamente señalizados.
En todos los casos anteriores, analizar si es necesario utilizar franjas o materiales antideslizantes.
Considerar para ventanas las mismas cuestiones que para balcones, y evitar utilizar vidrios comunes (tipo “cristal float”), preferentemente usar vidrios herméticos multilaminados.

Pisos y Materiales
Virginia Ortiz (decoración y diseño) nos cuenta sobre la importancia de los materiales a utilizar. Para la habitación de los niños, existen unas alfombras de goma eva que son muy prácticas, coloridas y con muchos motivos diferentes. Estas alfombras son muy eficaces sobre todo cuando el niño se encuentra en etapa de gateo o aprendiendo a caminar, ya que absorben los golpes ante una caída. En otros lugares de la casa deberán colocarse tapetes anti deslizante y dentro de lo posible, de pelo corto sintético (para evitar la proliferación de los ácaros).

Los materiales en general deben ser resistentes ya que si se rompen fácilmente estos podrían lastimar a los pequeños. Los objetos frágiles, serán destinados a lugares en altura, ya sea en repisas o bibliotecas.

Muebles
Según la Organización Mundial de la Salud, la mayor parte de los accidentes que sufren los niños en sus hogares, se pueden prevenir, siendo el uso inadecuado del mobiliario la principal causa en los primeros años de vida.

Walter Cerantonio, de Construir Ideas, recomienda la utilización de protectores en las esquinas de muebles, ya sean repisas, mesas ratonas, etc, sobre todo las que están a menor altura. En lo posible los muebles con estantes en altura mayor a un metro desde el piso. También por supuesto el mobiliario con vértices redondeados disminuye riesgos.

En el caso de las bibliotecas y muebles similares que pueden tumbarse, deben amurarse o cambiarse de lugar ya que los niños gustan de trepar por todo lado donde puedan. No descarten además que muevan sillas y las utilicen para luego tratar de llegar más alto.

Las puertas y cajones que contienen cosas peligrosas, como cuchillos, medicamentos, pilas, etc., deben tener traba para chicos o llave. Las trabas suelen tener una cinta que se adhiere y que luego cuando ya no es más necesaria se puede limpiar fácilmente.

Respecto al mueble para poner los juguetes se recomienda que no tenga ni puertas ni cajones, sino que sea totalmente abierto para evitar que se agarren la mano al intentar agarrar algo. Puede tener algunos canastos de tela o madera que funcionen como tira-tuti, pero en su mayoría debe ser abierto. También de esta forma incentivamos la autonomía del niño, al no depender de nosotros para conseguir sus juguetes. Esto despierta el interés por todos los juguetes que tienen a su alcance. Otro punto a favor es que en este tipo de mueble es más fácil a la hora de ayudar a guardar y ordenar.

Gabriela Servin, Diseño de Interiores
Pinturas lavables para niños
Pinturas
Siempre se debe asumir que los chicos necesitan (y van a) expresarse. Es mejor brindarles espacios para eso y no esperar a que desprevenidamente lo hagan en lugares inapropiados.

Es bueno tener algún pizarrón, acercarles marcadores y otros elementos de dibujo que sepamos que son al agua o sencillos de limpiar.

Dicho esto, debemos pensar en colocar placas lavables como melamine, pizarras de tiza o bien tener un espacio con azulejos donde les permitimos dibujar con ciertos marcadores que luego pueden limpiarse fácil. O bien aplicar pinturas lavables no tóxicas.

Consejos generales para la habitación del niño
Finalmente, algunas cosas para tomar en cuenta, más allá de todo lo antes nombrado, y específicamente sobre la habitación del infante.

Valeria Pires, Decoradora, nos aconseja, teniendo en cuenta lo funcional:

Tener lugar disponible sin muebles en el centro de la habitación para que pueda desparramar los juguetes y moverse sin obstáculos
Pensar una mesita con sillas o atril para que dibuje, pinte, pegue papelitos, siempre que le guste hacerlo
Teniendo en cuenta la deco:

Usar en los muebles colores y formas neutros, y dar toques del color preferido en objetos, mantas, cuadros, cortinas, etc, como para que cuando se aburra de un color determinado no tener que cambiar los muebles y realizar una gran inversión para cambiar el estilo. Cuando son chicos y pasan a ser más grandes les gusta ir cambiando. Es genial poder acompañar ese crecimiento
Utilizar iluminación suave y cálida. Se puede lograr con muchos tipos de lámparas.



Fuente: HomeSolution
Comentarios de lectores (0)
Escribí tu comentario
Términos de Participación: los comentarios de terceros son de exclusiva responsabilidad de quien los emite, y no de MapadeNiños.com.ar, quien se reserva el derecho de elimiar aquellos comentarios contrarios a las leyes de la República Argentina.
Acepto los términos de participación
Nombre
E-mail

Comentario
Máximo 250 caracteres
 
Facebook Mapadeninos
Instagram Mapadeninos