Martes
27.6.17

18 DE Mayo DE 2017 | TRABAJAR Y CRIAR

3 opciones de conciliación laboral y familiar con un bebé

Hace muchos años que se discute sobre cómo conciliar la vida laboral y familiar y sobre el tiempo de baja maternal y paternal adecuado para familias y empresas. Pero las 16 semanas de baja maternal de España no cubren, ni de lejos, las necesidades básicas de un bebé.

Para empezar, no cubren las necesidades básicas de alimentación recomendadas por la OMS, la Academia Americana de Pediatría y la Asociación Española de Pediatría. Todas estas instituciones recomiendan 6 meses de lactancia materna exclusiva, algo que se hace muy difícil cuando la madre debe ir a un trabajo fuera de casa. Y esto no se cubre ni con la hora de lactancia por jornada ni con que la madre se extraiga la leche y alguien se la dé con biberón. Porque no olvidemos que la lactancia no es sólo alimento… es contacto, es seguridad, es vínculo, es amor y, en el fondo, es una etapa del desarrollo de un bebé.

​​​​​

Pero, realmente, ¿qué se entiende por conciliación? La conciliación personal, familiar y laboral facilita que cualquier persona trabajadora pueda mantener al mismo tiempo una carrera profesional plena y a la vez ejercer su derecho al cuidado de su familia, el desarrollo de su personalidad, su formación o el disfrute de su ocio y tiempo libre.
¡Qué bien suena esto! Es muy lindo como declaración de intenciones, pero realmente se hace complicado con la vida social de hoy en día (familias nucleares, con casas cerradas donde sólo viven padres e hijos, sin el apoyo de otros familiares como se daba hace años).
Pero seamos honestos. La verdadera conciliación familiar es la que se hacía antes de la revolución industrial: las mujeres trabajaban junto a sus bebés, ya fuera en el campo, en su casa, en un taller o en una comunidad.
La clave aquí es “trabajar junto a sus bebés“. Algo que hemos roto en la era industrial. Pero que podemos recuperar en parte.
¿Cómo lo podemos hacer ahora para conseguir la conciliación familiar y laboral?
Teniendo en cuenta las formas de trabajar junto a sus bebés que existían antes, podemos decir que tenemos 3 opciones:
1.- Llevar a tu bebé donde trabajas.
2.- Trabajar en casa donde cuidas a tu bebé.
3.- Trabajar en una comunidad donde cuidas (y te ayudan a cuidar) de tu bebé.
Vamos a ver ejemplos de cada una de las opciones que te he planteado y te voy a mostrar la que he escogido yo (y la que me gustaría escoger en breve).
1.- Llevar a tu bebé donde trabajas.
Por ejemplo, si tienes un negocio, puedes llevar a tu bebé contigo.
Si es muy pequeño, lo mejor será tenerlo en un portabebés y podrás moverte por la tienda y atender a los clientes. Aunque está claro que habrá momentos en que deberás atender en exclusiva a tu bebé (limpiarlo, cambiarlo, alimentarlo). En este caso, lo ideal será intentar hacerlo en los horarios que sabes que la tienda está más vacía, pero no siempre coincidirá con las necesidades de tu bebé, así que hay que adaptarse mutuamente. Si le das el pecho, podrás aprender una manera de que mame en el portabebés sin que nadie se dé cuenta (con un poco de práctica se aprende a hacer, te lo digo por experiencia).
Si es más mayorcito y ya se desplaza por sí solo, deberás habilitar una zona donde pueda estar a sus anchas para que pueda explorar y practicar. A primera hora tal vez sea un probador, más tarde detrás del mostrador, en el almacén o incluso tal vez un rato en una zona del escaparate. Eso sí, debes dejarle en un espacio que no te importe que remueva todo y donde no haya peligros para su edad.
2.- Trabajar en casa donde cuidas a tu bebé.
Por ejemplo, trabajando a través de Internet. Puedes crear un blog sobre algo que conozcas bien, y vender productos, servicios o formación a tus seguidores (tuyos o de otras personas). Esta es la opción que he escogido yo.
Realmente, emprender un proyecto en internet desde casa es una opción de conciliación familiar y laboral: te permite criar a tu bebé en casa mientras desarrollas un negocio en internet… ¡a la vez! Es lo que yo hago cada día.
Pero cuando crías a tu bebé, el tiempo del que dispones para trabajar es bien poco (hay que sumarle el cuidado de la casa, el cuidado de otros hijos si se tienen y el cuidado de una misma). Así que el tiempo que le dedicas a tu proyecto debe ser muy bien aprovechado y bien enfocado.
Personalmente, después de dedicarle varios años a crear blogs, estudiar estrategias de promoción e interactuar con lectores y seguidores, he ideado un plan de trabajo de 21 días con las tareas más efectivas y los recursos que considero más adecuados para crear un negocio en internet.
3.- Trabajar en una comunidad donde cuidas (y te ayudan a cuidar) de tu bebé.
Esta es la opción que quiero escoger, pero aún no lo he conseguido.
Actualmente, puedes tener lo bueno de trabajar junto a tu bebé con lo bueno de tener una tribu que te ayuda a cuidarlo. No de la misma forma como se hacía hace años, en una comunidad, sino en un espacio preparado para ello. Son los llamados coworkings – cobaby. Coworking porque compartes un espacio de trabajo con otras personas. Cobaby porque compartes un espacio para el cuidado de tu bebé con otros bebés.
Se basa en tener un espacio de oficinas y un espacio de juego para bebés (con uno o más adultos al cargo) comunicados entre sí. El bebé siempre tiene acceso a la mamá cuando la necesita, y la mamá puede ver al bebé cuando quiera.



Comentarios de lectores (0)
Escribí tu comentario
Términos de Participación: los comentarios de terceros son de exclusiva responsabilidad de quien los emite, y no de MapadeNiños.com.ar, quien se reserva el derecho de elimiar aquellos comentarios contrarios a las leyes de la República Argentina.
Acepto los términos de participación
Nombre
E-mail

Comentario
Máximo 250 caracteres
 
Facebook Mapadeninos
Twitter Mapadeninos